Skip Navigation LinksDETECCIÓN DEL DOLOR
Estas son las noticias de ALLIVIAX
DOLOR MUSCULAR

Los músculos de una persona equivalen a casi la mitad de su peso corporal e invariablemente los utilizamos diario para realizar diversas actividades, sin embargo, los músculos no siempre están exentos a sufrir lesiones e inflamación por algún movimiento brusco o inesperado.

Uno de los factores relacionados con la inflamación es el dolor muscular, el cual puede presentarse en más de un músculo a la vez, e incluso abarcar el tejido conectivo (ligamentos y tendones), cuya función como lo indica su nombre, es conectar músculos, órganos y huesos entre sí. 

¿Cuáles son las causas del dolor muscular?

Por lo general, el dolor en los músculos ocurre a causa de tensión o estrés, exceso de carga en ellos, o bien, por una lesión desencadenada por trabajo físico excesivo; en cualquiera de los casos el dolor muscular puede aparecer al momento de realizar dicha actividad o después de que se presentó el evento.

Cuando el tejido muscular se daña a causa de una lesión, el sangrado interno del músculo provoca inflamación y dolor en el área afectada, pudiéndose acompañar de un hematoma o moretón, muchas veces sensible al tacto. Las torceduras son una de las lesiones más frecuentes (sobre todo en los tobillos y las muñecas) y ocurren ante un tirón súbito o la incorrecta repetición de un movimiento, ya sea al practicar un deporte o alguna otra actividad cotidiana. También pueden presentarse ante una caída o un golpe en el área.

Si un determinado músculo o tendón se estira o tuerce demasiado (como cuando se practica algún deporte) puede dar origen a una distención, lo cual implica estiramiento o ruptura de los mismos, causando dolor, inflamación y limitación en el movimiento. El tratamiento de estas lesiones puede consistir en reposo y medicamento para desinflamar, sin embargo, es importante consultar al médico para descartar una fractura u otro tipo de lesión de gravedad.

Alliviax_Facebook